Ir al contenido principal

Los padres controlan más a sus hijos en el uso de la televisión que de Internet

Nota de prensa de la Universidad del País Vasco
El proyecto EU Kids Online (niños europeos en la red), en el que participa, junto con investigadores de otros 20 países, un grupo de la UPV/EHU, ha publicado el 26 de septiembre un informe comparativo sobre las experiencias de los niños europeos en Internet. El informe es fruto de 250 estudios empíricos realizados en 21 países europeos y trata temas como el uso de los niños de Internet, percepciones de riesgo y mediación (o control) parental. El texto se puede consultar en la dirección www.eukidsonline.net. Entre las conclusiones del estudio con respecto a la situación en España se puede destacar que los padres controlan más a sus hijos en el uso de la televisión que de Internet y que el 11% de los menores ha sentido miedo en la red.
Según recoge el informe, en España el uso de Internet por parte de los menores es relativamente bajo (37%), similar al de Portugal (38%) y mayor que el de Grecia (26%), teniendo en cuenta que la media Europea es de un 50% (Eurobarómetro 2005).
A lo largo de toda Europa el uso de Internet aumenta con la edad, y alcanza la máxima cota en la adolescencia. Al contrario de lo que se cree, la idea de que los niños son nativos digitales y los padres inmigrantes digitales no es del todo cierta, ya que los niños menores de 11 años usan menos Internet que sus padres, mientras que entre los 12 y 17 años usan Internet más que sus padres (87% frente a 65%). Los adolescentes son, por tanto, los pioneros digitales en Europa.
"Estos resultados sugieren que, en general, los niños más pequeños esperan que sus padres entiendan Internet lo suficiente para guiarlos y controlarlos en su uso, pero esto no es siempre así entre los adolescentes. Sin embargo, aunque el uso de Internet pueda ser menor entre la población adulta, es probable que los padres estén lo suficientemente familiarizados para asumir un rol mediador con sus hijos" (Uwe Hasebrink, Hans Bredow Institute For Media Research).
Un mayor uso de Internet está normalmente asociado con un mayor uso en el hogar, mientras que un menor uso está asociado con una mayor dependencia del colegio para acceder Internet. Los niños europeos usan de igual modo Internet en el hogar y en el colegio. Cuanto más usan Internet en el hogar, más tienden a usarlo en la escuela y viceversa.
En los países europeos estudiados, en general, tanto adultos como niños coinciden en que el uso de Internet es principalmente un recurso para la educación, para el entretenimiento, para buscar información en general y como medio socializador para compartir experiencias con personas que están en otras partes del mundo. Otras oportunidades que ofrece Internet como la creación de contenidos o formas concretas de participación cívica son menos comunes. En la mayoría de los países (Reino Unido, Suecia, España, Polonia, Noruega, Italia, Irlanda, Islandia, Alemania, Estonia, Dinamarca, República Checa, Chipre y Austria) los niños perciben el entretenimiento, los juegos y la diversión como las principales oportunidades que les brinda Internet.
"Cada niño va escalando en las oportunidades que ofrece la red: este nuevo camino empieza con la búsqueda de información, prosigue con juegos y comunicación, en los que asume modelos más interactivos, y culmina en actividades creativas y cívicas. La comunicación y los juegos no tienen por qué ser siempre "tiempo perdido", sino que deberían considerarse un paso más para el aprendizaje del resto de actividades mencionadas". (Sonia Livingstone, coordinadora de EU Kids Online, London School of Economics).
Riesgos en Internet
Por lo que se refiere a los riesgos en Internet, en el caso de los niños y adolescentes españoles, la exposición es media, igual que en Grecia, Portugal, Austria, Irlanda, Bélgica, Dinamarca y Suecia. Las situaciones de riesgo mayores son experimentadas por los menores de los nuevos países miembros de la Unión Europea. Los niños y adolescentes de los países de Europa del Sur tienden a enfrentarse a menos riesgos, aunque también hay diferencias entre ellos. Por otra parte, el mayor acceso a Internet implica una mayor exposición a los riesgos, con excepciones destacables.
Los países en los que la habilidad para enfrentarse a los riesgos es mayor son: Austria, Bélgica, Chipre, Dinamarca, Francia, Alemania y Reino Unido, mientras que los de índice más bajo son: Bulgaria, Estonia, Grecia y España.
Dar información personal es el riesgo más común en Europa (aproximadamente la mitad de los adolescentes online), ver pornografía es el segundo riesgo más común, alrededor de 4 de cada 10 adolescentes. Visualizar contenidos violentos o que incitan al odio es el tercer riesgo más común, aproximadamente una tercera parte de los adolescentes. El bullying, acoso o persecuciones obsesivas afecta a alrededor de 1 de cada 5 ó 6 adolescentes online. Uno de cada 10 adolescentes (Alemania, Irlanda, Portugal) recibe comentarios sexuales no deseados, pero esto afecta a 1 de cada 3 ó 4 adolescentes en Islandia, Noruega, Reino Unido y Suecia y a la mitad de los adolescentes en Polonia. La cita con desconocidos es un riesgo menos frecuente y las cifras son constantes a lo largo de Europa (1 de cada 11). En el caso de España las citas con desconocidos afectan al 15,1% de los adolescentes entre 15 y 17 años, mientras que entre los adolescentes de 12 a 14 años el porcentaje es de un 8,2% (pág. 33). También los contenidos de riesgo (violencia, guerra, terrorismo, pornografía, etc) afectan más a los menores entre 15 y 17 años que a los de 12 y 14 años.
La preocupación de los padres ante el riesgo de proporcionar datos personales hace que una de las reglas impuestas por éstos sea la prohibición de dar este tipo de información, con una llamativa diferencia derivada del género: el 63% de las niñas no tiene permitido dar información personal online frente a un 42% de los niños (pág. 56).
En España un 11% de los menores ha sentido miedo online y un 36% han desconectado el ordenador porque se sentían incómodos con las personas con las que estaban chateando.
Los padres practican numerosas estrategias para mediar en las actividades que sus hijos hacen online. Las limitaciones más comunes son las restricciones del tiempo, sentarse junto a sus hijos mientras ellos navegan y hablar del uso de Internet; prefieren estas estrategias sociales a las medidas técnicas (filtros, monitorización de software). La tendencia más constante en Europa es que los padres de mayor estatus social medien en el uso de Internet de sus hijos, y que las chicas reciban más protección que los chicos.
La mediación parental aumenta con la edad, hasta la edad de 10 y 11 años y después decrece. Hasta la edad de 12 y 13 años, la televisión es el medio que los padres más regulan. Después de los 12 y 13 años, los padres imponen más normas de uso para Internet que para la televisión.
También hay un gran control por parte de los padres en lo que respecta a los juegos. Los padres de adolescentes de 14 y más años tienden más a aplicar normas en el uso de los teléfonos móviles.
Las diferencias son notables dependiendo de los países. En la Europa de los 25, el 67,9% de los padres ha impuesto a sus hijos, al menos, normas de uso para uno de los medios, el 42,3% lo ha hecho para la televisión, y el 37,6% lo ha hecho con Internet. En lo que a los padres españoles respecta el 74,5% ha establecido normas para algún medio. Un 49,7% de los padres lo ha hecho para la televisión, mientras que un 40,1% para Internet.
El mayor porcentaje de probabilidad de encontrar contenidos peligrosos o ilegales para el uso de Internet es la casa (18%), seguido de los cibercafés (17%). En las escuelas, dado que el uso de Internet está restringido, los riesgos -al igual que las oportunidades- son menores en este entorno (las posibilidades de riesgo son del 7%). Por último, los lugares que los padres estiman más seguros (3%) son las bibliotecas y otros sitios públicos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El falso correo de Gmail: "EQUIPO DE GMAIL / / IDENTIFICACIÓN DE SU CUENTA‏‎"

Últimamente los usuarios de Gmail están recibiendo correos de un supuesto "EQUIPO DE GMAIL / / IDENTIFICACIÓN DE SU CUENTA‏‎" en el que piden los datos de tu cuenta, contraseñas y un montón de asuntos más. Es una nueva oleada de un viejo timo, Gmail nunca te pedirá esas cosas y menos de esa forma. Es un timo muy rústico, porque sin utilizar ningún programa malicioso, ni ninguna tecnología especial consiguen que el usuario esté regalando todos tus datos a gente que después podrá tomar el control de tus cuentas, y no sólo de Gmail, ya que lo normal es que se utilice la misma contraseña y datos para diversos servicios, por ejemplo cuentas de PayPal.
Y aunque parezca un timo tonto, muy tonto, resulta que siempre hay gente que pica; puede que sea 1 de cada 1.000; pero como se envían millones de correos, al final hay miles los afectados.
¿QUE HACER?:
1º NO rellenes ningún dato. 
2º NO respondas.
3º MÁRCALO como Spam. 
4º DENUNCIA suplantación de identidad.

¿Cómo saber si el ordenador está infectado?: Kaspersky nos recuerda los 10 síntomas de una infección maliciosa

Aunque cumplamos con rigurosidad las principales normas de seguridad -actualización regular del sistema operativo y programas, evitar pinchar en enlaces sospechosos y por supuesto, contar con una solución antivirus en nuestro equipo - todavía existe el riesgo de que el malware infecte nuestro sistema. ¿Cómo podemos saberlo?
Kaspersky Lab ha elaborado un listado con los diez síntomas más habituales que indican que algo malicioso está ocurriendo en nuestro ordenador:

La Policía Nacional ¡ALERTA! de dos nuevas oleadas de virus en internet que suplantan a la Policía para estafar a los usuarios

Fuente e imagen: Nota de prensa de la Policía Nacional

La primera de las amenazas se difunde mediante oleadas de spam y simula una citación de la Audiencia para comparecer por "un asunto de interés", emplazando al usuario a abrir un archivo que se instala en el equipo con el objetivo de capturar su información bancaria
El virus de la Policía "se infecta" habitualmente al descargar algún contenido de la red y bloquea el ordenador mostrando una pantalla con un supuesto mensaje de la Policía en el que se acusa al receptor de haber realizado descargas ilegales o bien de acceder a páginas de pornografía infantil, y que obliga a la víctima al pago de una multa para restaurar el equipo.La Policía Nacional recuerda que NUNCA solicita el pago de multas ni notifica ningún tipo de comparecencia a través de Internet
Los agentes han tenido conocimiento de estos ataques gracias a la colaboración de los tuiteros que avisaron de su existencia a través del perfil en Twitter @polici…